Jesús ven tú

Pan y vino son tu rostro
que hoy volvemos a tocar.
Tu mirada que curaba de nuevo nos sanará.
No merezco que tú vengas a mi pobreza tocar.
Mas yo quiero que en mi vida,
Jesús, tú puedas estar.

JESÚS, VEN TÚ,
ENTRA EN MI CASA DE NUEVO.
JESÚS, VEN TÚ
PARA ENCENDER NUESTRO FUEGO.
JESÚS, JESÚS.

Es tu vino nuestra sangre
que no nos deja morir.
Pan y vida para todos rotos para compartir.
Te compartes con nosotros
en la pobreza de un pan.
Cambiaremos nuestro mundo
para que puedas llegar.

JESÚS, VEN TÚ,
ENTRA EN MI CASA DE NUEVO.
JESÚS, VEN TÚ
PARA ENCENDER NUESTRO FUEGO.
JESÚS, JESÚS.

Como un ciego yo me atrevo
a acercarme un poco a ti.
Tú conoces mis traiciones,
las veces que me perdí.
Mas tu sabes, que te quiero
y que si vienes Jesús,
todo es fiesta, todo en vida
porque me has salvado Tú.